Ser agricultores, una decisión de independencia

“Nuestro sueño es tener algo propio, no queremos tener un jefe, rendirle cuentas a nadie ni depender de nadie más que de la tierra”

Cristy y Víctor son una pareja de jóvenes distinta a la mayoría: mientras casi todos quieren estudiar para alejarse del campo, ellos quisieron hacerlo justo para volver ahí; otros quieren migrar a la Riviera Maya y tener un trabajo “cómodo”, ellos quieren estar bajo el sol; otros tiene como sueño un empleo en la Riviera Maya, tener dinero... ellos quieren ser independientes y dar en lugar de recibir.

seragricultores1.jpg

Por eso decidieron dedicarse a la agricultura y su sueño es consolidar y multiplicar una agricultura ecológica.

“Yo soy agrónomo y desde hace 3 años que terminé la carrera he pasado por el gobierno, las ONG y el sector privado… trabajé en una empresa en la que le poníamos químicos a todo y entonces decidí que era agrónomo no para envenenar o destruir la naturaleza sino para rescatarla”, cuenta Víctor.

“Para mi sería muy triste tener el conocimiento y no sembrarlo y cosechar el fruto de mi preparación en mi tierra, con mi gente que es quien más lo necesita”, dice Cristy.

Con cuatro años de casados, 33 y 31 años de edad tienen muy claro su proyecto de vida: independencia, salud y una vida digna.

También tienen clara su estrategia: trabajar la milpa pero  una milpa de conservación que integre la esencia del   policultivo de semillas criollas, con técnicas de manejo agroecológico; luego enseñar a otros a obtener lo mejor de la tierra y regresarle a la tierra lo mismo para que la mayor cantidad de gente pueda cultivar de manera sustentable, es decir, masificar la agricultura ecológica.

“Si lo logramos, tendremos más gente menos vulnerable a la enfermedad y a la pobreza en las comunidades. Tendremos gente más feliz”, concluyeron.

seragricultores2.jpg

Etiquetas agricultores, agricultura ecológica

Noticias recientes




 

Video