Regreso a clases, regreso al tráfico

¿Fuiste de los que llegó tarde al trabajo por el regreso a clases? Para nadie es novedad que con millones de estudiantes volviendo a las  aulas, el tránsito se desquicia en ciudades donde hay pocas opciones de transporte y, en su mayoría, son de mala calidad,

Y qué esperábamos si este lunes regresaron 25 millones 608 mil estudiantes de nivel básico en todo el país, de ellos -de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública-  5 millones 11 mil son de preescolar (de entre 3 y 6 años de edad); 14 millones 32 mil de primaria (entre 6 y 12 años) y 6 millones 565 mil de secundaria (entre 12 y 15 años).

“Todo el tráfico es por los niños que están de vuelta en la escuela”, esta frase es más común de lo que imaginamos ¿Por qué acusarlos a ellos? La verdad es que la culpa es de los miles de autos que están de nuevo en circulación para que los padres de familia dejen a sus hijos hasta la entrada del colegio, que muchas veces prefieren el auto particular porque el transporte público deja mucho que desear.

Darnos cuenta de esto es mucho más fácil porque se nota: lo vemos en la cara de la gente, en las madres y padres que corren por las calles para llegar a tiempo, lo escuchamos en el claxon a ritmo de mentadas de madre cuando el coche de enfrente no se mueve, o cuando un auto bloquea el paso de un peatón o ciclista por avanzar 30 centímetros en el asfalto.

Lo que no vemos y en consecuencia, en lo último que pensamos es que la conglomeración de tantos autos empeora la calidad del aire que respiramos, afectando, principalmente a niños y niñas; sí a aquellos a quienes culpamos por el tránsito lento, cuando en realidad son víctimas de la falta de alternativas menos contaminantes para trasladarse en nuestras ciudades y de la forma en que los adultos lidian con este problema.

Revolución Urbana

Imagen tomada de Internet. bólido.com

Las niñas y niños son uno de los sectores más vulnerables a los impactos negativos de la calidad del aire porque sus órganos están en desarrollo y sus pulmones son más pequeños, pero respiran más rápido que las personas adultas y por tanto quedan expuestos a mayores concentraciones de contaminantes atmosféricos.

La  Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) señala que las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) constituyen la tercera causa de muerte en niñas y niños entre 0 y 5 años en México y prevalecen sobre todo en las grandes ciudades.

Las autoridades nacionales y locales son culpables de la violación de derechos fundamentales de la infancia para desarrollarse en un ambiente sano y seguro, y nosotros estamos siendo cómplices sin darnos cuenta. ¿Quieres que esto cambie? Sé parte de la #RevoluciónUrbana ¡Únete!

Etiquetas calidad del aire

Noticias recientes




 

Video